En un lugar de la Mancha...

home
cuento literario Relato breve - Título: Arlequín H32.

     He permanecido así, inmóvil y rígido, durante horas, quizá días. Por fin podrán apreciar mi talento y reconocer quién es el mejor mimo de la historia. La gente está arremolinada a mi alrededor y miran con cara de asombro. Desde que comenzó la canícula del verano, un sol sahariano en la Gran Vía ha cocinado lentamente al mundo y derrite la cera blanca que me cubría el rostro. Pero permaneceré quieto, impasible, ahorrando las monedas del público, que sabrá reconocer que soy magistral en el arte de representar a una estatua viviente sin movimiento.
    Por esa facilidad para hacer las cosas que me caracteriza, crucé el Mediterráneo buscando una oportunidad para demostrar mi talento; quiero progresar, un trabajo digno, poder ir al cine los sábado y comer maíz frito y sonreír en la cercanía de los seres queridos, sintiendo que esos momentos son la expresión de la máxima felicidad posible.
   Sí, precisamente ahora recuerdo que yo también tuve una familia; un hogar luminoso con plantas y una esposa angelical y dos niños dulcemente traviesos. Hoy están lejos, pero me esperan. Todos tenemos un destino, creo, pero lo importante es qué hacemos para llegar hasta esas metas personales, lo importante son las cosas pequeñas que dejamos en el camino pensando que algo grande nos espera al final. En mi lejana patria no sabía por dónde empezar a buscar mi propio porvenir y, sobre todo, me veía apurado para sacar adelante a mi familia. Así que preparé un equipaje ligero y me embarqué en una patera abarrotada que me llevaría hasta España. Aún estoy viendo el enorme pañuelo blanco de mi esposa mientrs hacía la señal del adiós, junto a nuestros hijos que sólo entonces me parecieron dos juguetes, por el resplandor del mediodía y por sus ropas especiales de los domingos.
     Hoy tengo los músculos agarrotados y fríos, el estómago vacío, el alma desmigajada, pero no me moveré, ni siquiera un parpadeo, nada. Soy un arlequín petrificado en la eternidad. Acaba de llegar un juez con su secretario judicial, actúan con tanta parsimonia que muchas personas se les mueren antes de que hayan dictado la sentencia, pero hoy la comisión ha estado muy diligente y les he oído decir que el asunto está claro y que procede realizar el levantamiento de cadáver.
    A estas horas no veo ningún muerto por la calle, aunque es cierto que determinadas zonas de mi propio cuerpo parecen haber alcanzado ese estado que clinicamente he oído llamar como rigor mortis.A pesar de todos los inconvenientes, por aquí, por Madrid, la vida sigue, tumultuosa e incesante, marcando un ritmo frenético a lo cotidiano, donde los transeúntes más apurados por las prisas casi sin mirar, me dejan caer alguna moneda. Son como trofeos, espolonean mi tensón porque no tengo intenciones de rendirme ante la adversidad, además, muy lejos, una esposa y dos hijos esperan impacientes noticias mías para poder reunirse conmigo muy pronto.
(Fue enterrado en una fosa común, bajo una escueta inscripción: Arlequín H32)

_________ FIN _________
Autor: Javier Padilla

libros Gratis con Kindle Unlimited
ebook
Título: La Leyenda de la Dama del Mediodía
Autor: Javier Padilla
Descripción:  Beatriz, por un giro inesperado del destino, deja de ser una pintora sin fama ni riqueza para convertirse en una mujer extraordinaria, cuyo poder parece no tener límites, pues conseguirá una fortuna tan descomunal que le permite cambiar el ritmo de su biología humana. En el transcurso de su dilatada vida aparentará ser más joven a medida que envejece. Sus doce amigas reemplazarán a las anteriores en cada generación histórica, como si en realidad fuesen siempre las mismas, porque, en el fondo, los hilos del afecto, del desamor o de las ambiciones desmesuradas tejen siempre esa trama ineluctable de la condición humana, su soledad de cumbres coronadas donde nadie sobrevive a las insidias del tiempo ni consigue encontrar jamás la fuente de la eterna juventud.
Formatos descarga:   |  Versión Kindle  | 
publicidad
Te podría interesar
cinco esquinas Novedad: Cinco Esquinas
cinco esquinas